Miriam Ruiz
random thoughts on technology and life











{May 22, 2011}   Sobre #DemocraciaRealYA

Siento estar publicando ésto tal cual está, pero no tengo ni tiempo ni ganas ahora mismo de redactarlo de una forma más coherente y estructurada. Esencialmente son trozos de comentarios que he hecho en una red social sobre el tema de #DemocraciaRealYA (movimiento que apoyo plenamente), a raíz de los artículos en los blogs de Javier Cuchí y Enrique Dans (con los que estoy esencialmente de acuerdo, de todas formas):

La crítica que se está haciendo a la gente, alguna bastante joven, que se está movilizando choca frontalmente con lo que se les está pidiendo constantemente hacer: Acción, pasión, ilusión, proactividad, aportar las propias ideas, optimismo, utopía, etc. Se les está pidiendo salir a manifestarse y a acampar, porque las y los adultos «están demasiado viejos» para hacerlo, se les está diciendo que aporten sus propias ideas y que tengan espíritu crítico, se les está incitando a que diseñen cual es el futuro que les gustaría tener, y cuando lo hacen resulta que se les pone «a parir» por ello.

Es cierto que algunos de los planteamientos que están surgiendo en las asambleas son infantiles y fantasiosos, e incluso hay alguno de ellos que si se intentara aplicar en la realidad sería un grave error, pero me parece injusto el grito que se está lanzando ahora contra mucha de la gente que se ha movilizado -especialmente la más joven- incitándoles a que “venga, apártate a un lado y calla la boca, que ya estás viendo que no sabes hacer las cosas”. No se les/nos ha pedido un planteamiento político sólido y estructurado, sino perder el miedo a hablar y decir lo que pensamos y lo que opinamos, y abrir el debate público fuera de las organizaciones profesionales de la política (partidos, sindicatos, etc.). Y eso es lo que se esta haciendo.

Si pedimos a la gente que escriban un pequeño texto con una descripción de su mundo ideal, luego no podemos ponerles «a parir» porque no estén todos los cabos bien atados, porque no era eso lo que se les pedía. Que luego lleguen los partidos y los medios y -no teniendo ni idea del suelo que pisan, o por motivos más oscuros- lo interpreten así, no deben contagiárnoslo a nosotras y nosotros también: Ya se irán aclarando y definiendo más las posturas con nuestros tiempos y plazos, no con los suyos. Recordad que las elecciones significan mucho para ellos, y que se están convirtiendo de alguna forma en un símbolo, pero nunca han sido una meta crítica para nosotras y nosotros, y no tenemos un deadline en estas elecciones para, o conseguimos explicarlo todo bien antes de que acaben, o se termina el mundo. Calma, y constancia, que esto no es un sprint sino una maratón.

Es cierto que tenemos que criticar muchas de las cosas que se están haciendo, y felicitarnos por otras. Pero tened en cuenta que si ahora os pasáis al bando de la crítica destructiva, estaréis enviando un mensaje contradictorio a la juventud, que no tiene nada claro en general lo que se espera de ellas y ellos. No les/nos podéis pedir que tengamos un planteamiento político impoluto, y menos en una semana de concentraciones. Pero le estamos poniendo pasión, ilusión, estamos aportando nuestras ideas, nuestras ganas, nuestros valores, estamos saliendo a las plazas a luchar por los derechos de todos y todas, incluso de quienes ya están mayores para esos trotes. Estamos haciendo lo que se nos pide, ¿esperabais que de las asambleas saliera la receta perfecta para solucionar el mundo? Si es así, lo siento mucho, pero los más ingenuos lo seríais vosotros.

Es importante la crítica, lo es, pero intentad hacerla desde la comprensión de la situación, y no desde el enfado porque no se estén pudiendo hacer las propuestas perfectas. La lucha sigue. Una asamblea popular no es un órgano legislativo, no ha sido elegida por nadie, y no habla por nadie más que por ella misma. Pero sí que expone las inquietudes y las ideas de quienes participan en ella, desarrolla la comunidad, y nos acostumbra a compartir ideas.

Si se entienden las asambleas por lo que son realmente -no son un parlamento- se ve que tienen un lado positivo muy importante. No hay que darles más importancia que esa, sin embargo, ni sacarlas de contexto, ni enfadarse porque entre todas las cosas que propongan pueda haber grandes simplificaciones, utopías e incluso algunas tonterías. En Oviedo al menos el comportamiento de la gente ha sido impecable, ha habido un buen rollo increíble, mucho respeto, diversidad de ideas y ningún conflicto. En mi opinión la concentración de Oviedo está siendo realmente ejemplar. No sé si en otras concentraciones ha habido roces o conflictos más severos.

No caigáis en el error de pensar con el cortoplacismo de los políticos, esto no es una revolución explosiva, no es a corto plazo, no se quiere destruir el sistema y construir uno nuevo en 3 días. No se quiere nada de eso. La lucha ha de ser de fondo, y planteada a medio plazo. Es decir, hay que seguir con la lucha de fondo que se lleva manteniendo muchos años. No hay que planteárserlo como una revolución, sino como una evolución del sistema.

Vale, que ahora estamos en un momento muy visible y explosivo, y a la gente la empieza a mover la adrenalina, y se calienta, y salen todas las cosas de golpe. Eso es legítimo, y también positivo. Y sería muy positivo que consiguiéramos extenderlo más allá de estos días y que la gente empezara a cuestionarse las cosas el resto de los días del año, y que haya un debate abierto sobre qué mundo y qué sociedad queremos tener.

Pero la lucha de verdad no está sólo en estos días, no dejemos ni que la prensa ni que los partidos políticos os arrastren a esa inmediatez. Ni siquiera es una lucha que haya surgido ahora desde cero, sino que se lleva años luchando en la red por promover una democracia real, y cuando estos fuegos en la calle se apaguen, se seguirá haciendo. Los partidos políticos y los medios están a uvas, y seguirán a uvas, así que -al menos las cabezas pensantes de esta lucha- no os dejéis arrastrar por esta vorágine. Y no os dejéis arrastrar por las exigencias de que se planteen soluciones políticas concretas en estos pocos días: ni podemos, ni queremos, ni es deseable. Por mucho que los partidos lo exijan. Quieren llevarnos a su terreno, no. Este es nuestro terreno, marcamos nosotras y nosotros la agenda y los plazos. Calma.

Estoy agotada, así que no soy capaz de explicarlo mejor hoy. Pero me ha parecido importante publicarlo antes de que se acabe el día, antes de que den los resultados electorales de hoy (que, realmente, no me importan tanto). Cuando descanse un poco, ya contaré mi punto de vista con más calma. Que no hay tanta urgencia :)




about

This is a personal webpage that belongs to Miriam Ruiz.
If you want to contact her, you can do at:
webmistress(at)miriamruiz(dot)es.

pages
categories
archive
twitter
calendar
May 2011
M T W T F S S
« Jan   Jun »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
credits
WikiLeaks

La Lista de Sinde