Miriam Ruiz
random thoughts on technology and life











{January 15, 2011}   “La Ley del Código”, en Mundo Babel de Radio 3 (RNE)

Este sábado he tenido el placer de poder participar en el programa radiofónico Mundo Babel de Juan Pablo Silvestre, en Radio 3 de RNE con dos grandes personas a quienes admiro mucho: Javier de la Cueva (abogado, creador, luchador y gran amigo) y Pedro Martínez García (fiscal del tribunal superior de justicia de Madrid), bajo el título de “la ley del código”, y en el que también ha participado Ana Morente, en el que hemos estado hablando tranquilamente de cosas como WikiLeaks, hacktivismo, la Ley Sinde o los derechos en la red, acompañados de una música muy excelentemente escogida, y que me ha gustado mucho. El audio está ya disponible online, y se puede descargar desde este enlace.



{November 10, 2010}   La importancia de las mujeres en el desarrollo de las TIC

Respondo desde mi blog a la entrada de Paco Prieto en su Servilleta sobre la monoparentalidad de las redes informáticas, ya que tengo algunos problemas para escribirlo en un comentario:

La historia de la informática y de las tecnologías de la información está plagada de mujeres muy importantes, comenzando por Ada Lovelace, considerada la primera persona programadora,  Grace Murray Hopper, pionera en la concepción y el diseño de los primeros compiladores, pieza clave en la concepción y diseño del lenguaje COBOL, y que participó también en el comité de estandarización de FORTRAN, pasando por Fran Allen, pionera en el campo de la optimización de compiladores, hasta las menos conocidas programadoras del ENIAC. Otra notable ingeniera, en este caso de telecomunicaciones, y además actriz, fue Hedy Lamarr, inventora de, entre otras cosas, el conmutador de frecuencias, elemento imprescindible para la telefonía móvil y la transmisión de datos sin cables. Sirva como indicativo que el día del inventor se celebra el 9 de noviembre en su honor, ya que ésa es la fecha de su cumpleaños.

El caso de las 6 programadoras del ENIAC, y sobre todo el hecho de que su importancia en la historia de los ordenadores haya sido tan silenciada, hasta el punto de que los ingenieros varones Mauchly y Eckert fueron los que pasaron a la historia, no deja de ser llamativo y significativo de una época. Las programadoras del ENIAC desarrollaron las bases de la programación de los ordenadores: crearon la primera biblioteca de rutinas y las primeras aplicaciones de software. En 1997, a pesar de todo el esfuerzo por intentar excluirlas de la historia, fueron incluidas en el Women in Technology International Hall of Fame.

Copiando y pegando, en inglés, lo siento, de un artículo de 1996 sobre las mujeres en el desarrollo de la informática: «Women have been involved in computing since its inception, and though the proportion of women in the field (about 13%) is far less than are to be found in our society, they still have a strong impact on our industry. The column could easily be filled with just the names of the women who have contributed to the field of computing, but most of them are still unknown, overshadowed by the myriad male innovators and often by their husbands»



{December 05, 2009}   La hipocresía de algunos/as artistas ( #manifiesto )

No hay mucho nuevo ya que escribir sobre el escándalo organizado por las pretensiones del Gobierno de imponernos una censura a la publicación en Internet sin el respaldo previo de un juez o jueza y la respuesta multitudinaria en forma de apoyo al manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en Internet”. Empiezan a aclararse ya algunas cosas, como la posibilidad de que todo esto esté relacionado de alguna forma con el poco transparente acuerdo ACTA (“Anti-Counterfeiting Trade Agreement”) que está intentando imponer USA a Europa, y que no quieren que sea sometido al escrutinio público europeo, porque sería rechazado por la ciudadanía democrática europea, y por los ISPs. O cómo, aunque la ministra de cultura esté teniendo ahora que soportar en solitario el chaparrón (ella se lo ha buscado), las órdenes, sin embargo, parecen provenir de más arriba, directamente desde el gabinete de Zapatero, de mano de José Enrique Serrano*. A nuestros políticos y políticas parece, de alguna forma, atraerles cada vez más la idea del despotismo ilustrado (“todo para el pueblo, pero sin el pueblo”), que la de la democracia (forma de gobierno en la que las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que le confieren legitimidad a los y las representantes).

De lo que sí me gustaría hablar es de lo decepcionante que es la actitud de los “artistas” que están demandando esa reimposición de la censura y el desmantelamiento de las garantías que supone que los derechos garantizados por la Constitución solo puedan ser cercenados por un juez. Aún no he conseguido encontrar la lista completa de todas las personas firmantes del manifiesto que presentaron al ministro Sebastian solicitando estas medidas, pero sí que hay muchos nombres que han salido repetidamente en los medios. Es muy triste encontrar en esa lista a muchas personas que se han hecho famosas por defender las libertades civiles, y que ahora se quitan la careta, mostrando al mundo de forma abierta una notable hipocresía. ¿Quienes han firmado lo habrán hecho realmente con plena conciencia, o habrán sido las discográficas y los lobbies quienes les han forzado a hacerlo?
En la listas de nombres que están saliendo aparecen personas que, a estas alturas, no nos ofrecían ya ninguna confianza, porque ya se habían quitado la careta de alguna forma hace tiempo, pero aparecen otras que están resultando sorprendentes para mucha gente. La lista incluye nombres como Ana Belén y Victor Manuel, Luis Eduardo Aute, Miguel Bosé, Ana Torroja, Raphael, El Canto del Loco, La Oreja de Van Gogh o La Quinta Estación, pero también otros como Andrés Calamaro, Joaquín Sabina, Pedro Guerra, Chambao, Dover, Pereza, Estopa, Sidonie, Mägo de Oz, Celtas Cortos, Benito Kamelas, Poncho K, etc.
Lo que más duele es ver en ella a muchos y muchas artistas que han hecho fama vendiéndose como defensores de los derechos y las libertades de las personas liberales, como pseudo-hippies, idealistas… resulta muy decepcionante darse cuenta de que todo eso era mera fachada. Luego se extrañarán de que la gente sea una descreída, que estemos enmedio de una enorme crisis de valores y que nos parezcan todos iguales.
Como nota positiva, hay grupos que no he visto en ninguna de las listas, como Amaral, Alaska, Hombres G, …

De lo que sí me gustaría hablar es de lo decepcionante que es la actitud de las y los “artistas” que están demandando esa reimposición de la censura y el desmantelamiento de las garantías que supone que los derechos garantizados por la Constitución solo puedan ser cercenados por un juez. Aún no he conseguido encontrar la lista completa de todas las personas firmantes del ya famoso manifiesto del 20 de octubre, que presentaron al ministro Sebastian solicitando estas medidas, pero sí que hay muchos nombres que han salido repetidamente en los medios. Es muy triste encontrar en esa lista a muchas personas que se han hecho famosas por defender las libertades civiles, y que ahora se quitan la careta, mostrando al mundo de forma abierta una notable hipocresía. ¿Quienes han firmado lo habrán hecho realmente con plena conciencia, o habrán sido las discográficas y los lobbies quienes les han forzado a hacerlo?

En las listas de nombres que están saliendo aparecen personas que, a estas alturas, no nos ofrecían ya ninguna confianza, porque ya se habían quitado la careta de alguna forma hace tiempo, pero aparecen otras que están resultando sorprendentes para mucha gente. La lista incluye nombres como Ana Belén y Victor Manuel, Luis Eduardo Aute, Miguel Bosé, Ana Torroja, Raphael, El Canto del Loco, La Oreja de Van Gogh, Loquillo o La Quinta Estación, pero también otros como Andrés Calamaro, Joaquín Sabina, Pedro Guerra, Chambao, Dover, Pereza, Estopa, Marlango, Sidonie, Mägo de Oz, Celtas Cortos, Benito Kamelas, Poncho K, etc.

Lo que más duele es ver en ella a muchos y muchas artistas que han hecho fama vendiéndose como defensores de los derechos y las libertades de las personas liberales, como pseudo-hippies, idealistas… resulta muy decepcionante darse cuenta de que todo eso era mera fachada. Luego se extrañarán de que la gente sea una descreída, que estemos enmedio de una enorme crisis de valores y que nos parezcan todos iguales.

Como nota positiva, hay grupos que no he visto en ninguna de las listas, como Amaral, Alaska, Hombres G, … . Por otra parte, hay artistas como Carmen París o Conchita que se han distanciado del discurso “antipiratería” de las discográficas.

* Nota: Ya que la página de la Wikipedia sobre este hombre ha sido eliminada: José Enrique Serrano Martínez (Madrid, 1949): Nieto del abogado y político Francisco Martínez García, es un político español, abogado y profesor de la Facultad de Derecho en la Universidad Complutense de Madrid (Universidad de la que ha sido Secretario General). En 1987 fue Director general de Personal del Ministerio de Defensa, cuando su titular era Narcís Serra. En 1991, al ser nombrado vicepresidente del Gobierno Serra, pasa al entorno de la Presidencia. Fue subdirector del Gabinete de Felipe González en 1993 y Director de Gabinete en 1995. Entre 1997 y 2000 fue Director del Gabinete del Secretario General del Partido Socialista Obrero Español. Con la vuelta del PSOE al poder vuelve a funciones similares, al ser Jefe del Gabinete del Presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, desde 2004.


{June 18, 2009}   Datos estadísticos sobre las mujeres en la red

Algunas fuentes de los datos estadísticos que comenté en la mesa de debate “Mujeres en la red”, en el Foro Internet Meeting Point 2009:



{May 21, 2009}   ¡Oh, No! ¡Más Presentaciones!

Pues sí, lo siento: “Software Libre en el mundo empresarial” (PDF y ODP):

Todo ello muy introductorio, en 40 pantallas y contado en 45 minutos. Publicado bajo CC-by-sa 3.0.



{April 21, 2009}   Los deportes no son de chicos ni de chicas

Es penoso ver cómo a estas alturas aún hay que andar peleando con las autoridades y las administraciones para que cualquier persona que quiera pueda practicar el deporte que le de la gana, incluso llegando a los máximos niveles de competición que sea capaz de conseguir. A pesar de los avances que se han ido y se siguen consiguiendo, constantemente van saliendo noticias que nos demuestran que aún queda muchísimo por hacer.

Esta entrada quiero dedicarla a hablar de todos aquellos niños, chicos varones, que tienen vedado practicar los deportes que les gustan debido a que éstos son considerados “de chicas”. Me acaban de enviar por email la noticia de que un chico alemán de 17 años, Niklas Stoepel, no puede competir en la disciplina de natación sincronizada más allá de las fronteras alemanas. Esperemos que quien tenga que hacer algo lo haga y podamos verle competir en Londres en 2012. La redacción pasivo-agresiva de la misma noticia en español no me gusta nada, de todas formas, aunque entiendo el enfado. En España se ha fundado este año el primer equipo de sincronizada masculina, que quizás no sean más que aficionados por el momento, pero que al menos han decidido abrir camino.

Este mismo año aparecía la noticia de que la Federación Española impedía a los chicos competir en la categoría nacional de gimnasia rimica, decisión que se revirtió con la creación de una categoría sólo para hombres para este año 2009. No podrán, sin embargo, competir tampoco fuera de las fronteras españolas. Todo mi ánimo y apoyo para ellos en su lucha: Rubén Orihuela, Juan Pérez, Santiago Rodríguez y los otros 15 chicos del resto de España que participan en estas competiciones y todos aquellos chicos que simplemente les gustan estos deportes . Teneis derecho a ellos, que no os roben vuestro sueño por unos estúpidos estereotipos sexistas trasnochados.



{March 30, 2009}   Trabajando con personas en Debian – otra presentación

Más vale tarde que nunca, dicen. Acabo de colgar la presentación que usé en la charla sobre “Debian: Trabajando con personas” que di hace ya casi un año en la DudesConf II en A Coruña (acontecimiento que, por cierto, fue impecable, como todos los eventos organizados pos GPUL a los que he asistido). En la charla comentaba de una forma bastante superficial y no específica de Debian algunas cosillas sobre motivación, estilos de comunicación, resolución de conflictos, control de la agresividad, discusiones en la red (foros y listas de correo), chantaje emocional, organización de grupos de trabajo, síndrome de “burnout” (“quemazón” profesional o estrés laboral) y el acoso. Ignoro si le puede servir de algo a alguien, pero por si acaso ahí está. Licencia CC-by-sa 3.0, como casi todas mis presentaciones.



{March 03, 2009}   Presentaciones varias

Por fin he encontrado un ratito este fin de semana pasado para completar la presentación sobre licencias de Software Libre que quería hacer hace tiempo, basada en la que hice el año pasado para una conferencia en Cantabria (presentación en ODP y PDF, texto acompañante en ODT y PDF). Al final me ha quedado quizás demasiado larga, pero es cuestión de centrarme más en unas cosas que en otras dependiendo del nivel que haya en la audiencia, así que no me preocupa. Por supuesto, cualquier feedback es ciertamente bienvenido, incluso aunque sea bueno :P

Por otra parte, también he colgado la presentación que desarrollé para el taller de Debian y Ubuntu (disponible también en slideshare) para el II Encuentro Internacional TIC para la Cooperación al Desarrollo organizado por la Fundación CTIC (hay más presentaciones disponibles de los y las demás ponentes, incluída la de Mª América sobre openFWPA, el Framework Libre de Gobierno Electrónico del Principado de Asturias).



{January 20, 2009}   No es cultura, es entretenimiento

Vivimos en España una situación muy curiosa de desinformación sobre el mundo de la cultura de la que, en mi opinión, se derivan muchos de los conflictos ideológicos sobre los “derechos de autoría“. Se trata de la confusión, probablemente intencionada por parte de la gente del mundo del entretenimiento, entre los conceptos de arte, cultura y entretenimiento.

Se entiende como arte la expresión por parte del ser humano de sus ideas, emociones o, en general, su visión del mundo, a través de recursos plásticos, lingüísticos, sonoros, o mixtos, expresando percepciones y sensaciones no son fácilmente explicables de otro modo. La noción de arte está sujeta a profundas polémicas, ya que el significado de la palabra depende de la cultura, la época, el movimiento o el grupo de personas del que se trate. Originalmente se aplicaba a toda la producción realizada por el ser humano y a las disciplinas del saber hacer. Con el tiempo la derivación latina (ars -> arte) se utilizó para designar a las disciplinas relacionadas con las artes de lo estético y lo emotivo.

La cultura es el conjunto de todas las formas y expresiones de una sociedad determinada. Como tal incluye costumbres, prácticas, códigos, normas y reglas de la manera de ser, vestimenta, religión, rituales, normas de comportamiento y sistemas de creencias. Desde otro punto de vista se puede decir que la cultura es toda la información y habilidades que posee el ser humano. La cultura es el conjunto de los aspectos intelectuales consustanciales a una civilización, el conjunto de las formas adquiridas de actitudes sociales, de costumbres, en las sociedades humanas.

El entretenimiento define las actividades destinadas a dar a la gente placer o relajación, una diversión con la intención de fijar la atención de una audiencia o de las personas participantes. El entretenimiento está muy relacionado con el ocio y el tiempo libre, es decir, el que no utilizamos para trabajar, comer o dormir, si no que lo dedicamos a hacer lo que nos gusta y para el crecimiento personal. La industria que proporciona entretenimiento es llamada industria del entretenimiento.

Eduardo Bautista García (Teddy Bautista), presidente del Consejo de Dirección de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), tristemente popular por su injustificada defensa del polémico canon compensatorio por copia privada (del que no estoy segura de si se puede calificar como “robo”, “atraco”, “impuesto revolucionario” u otras palabras semejantes por cuestiones legales, que ya se sabe que éstos acuden a las demandas a la mínima), apuntó recientemente que “un tema del que no se habla y es clave es por qué no se abre un debate serio sobre el valor cultural de la música”.

Llamar a las cosas por su nombre ayudaría a aclarar la situación. Tal vez sea arte, ya se están expresando sentimientos, emociones o ideas a través de imágenes, sonidos, textos, etc. De igual forma que un edificio es arte, que un jardín es arte, que un robot puede ser arte, un castillo de arena en la playa o un salto de esquí. Es muy difícil calificar lo que es arte, y mucho más aún cuantificarlo económicamente, o definir un gremio que se autoproclame propietario exclusivo del arte. El arte es un derecho a la expresión, pero no la imposición a la sociedad de obtener una retribución a cambio de mi expresión. Todo el mundo realiza expresiones artísticas, pero su valor depende no de su valor intrínseco, imposible de medir de una forma objetiva, si no de su valor en el mercado y cuanto decida la sociedad pagar por él. Si el arte es la expresión de sentimientos, emociones o ideas, una expresión es más o menos artística según según se produzca una mayor expresión de dichos elementos, lo cual no quiere decir ni que contribuya más a la cultura, a la que tal vez ni siquiera aporte nada, ni que ese arte pueda o quiera ser apreciado por el mercado. El arte es la expresión, no su consumo ni su peso en la sociedad.

El derecho a la cultura está reconocido en las declaraciones internacionales de Derechos Humanos a través de diferentes vías, y también está reconocido por la Constitución Española. Recordemos que la cultura era el conjunto de todas las formas y expresiones de una sociedad determinada (manera de ser, vestimenta, religión, rituales, normas de comportamiento y sistemas de creencias). Evidentemente todo lo que ocurre en una sociedad es cultura, por su propia definición. Si intentamos pensar en cual es el peso del componente cultural de cada una de las actividades que realizamos, nos damos cuenta de que hay muchas más cosas que tienen peso que la industria del entretenimiento. Ellos defienden que la protección por los derechos de autor y los derechos conexos es esencial para favorecer la creatividad individual, el desarrollo de las industrias culturales y la promoción de la diversidad cultural. Y es cierto. Pero es cierto para todo el mundo, para todas las actividades que cada persona realiza dentro de la sociedad, no solamente para la industria del entretenimiento. Evidentemente hay expresiones de dicha industria que, por su impacto, afectan de una forma relevante a la cultura de una civilización, igual que hay expresiones que lo hacen de otras industrias. Y, al contrario que la industria del entretenimiento, el resto de ciudadanas y ciudadanos de este país solamente cobramos una vez por lo que trabajamos, y no toda la vida de las rentas.

La industria del entretenimiento, a menudo mal llamanda “industria cultural”, es el conjunto de empresas e instituciones cuya principal actividad económica es la producción de servicios y productos que se consumen durante el ocio. Esto incluye típicamente elementos como la televisión, la radio, los diarios y revistas, el cine, la música, las editoriales, el teatro o la danza, entre otros. Pero la industria del entretenimiento se esfuerza constantemente en tratar de confundirse con la cultura, debido a su característico complejo de inferioridad. Se empeñan en intentar, no solo realizar una expresión artística y proporcionar a la gente placer o relajación, sino modificar los hábitos sociales, educar, informar y, finalmente, transformar a la sociedad. Y, más aún, se empeñan en decirnos que tenemos que pagarles especialmente bien por realizar este papel de modificación de la cultura (recordemos: costumbres, prácticas, códigos, normas y reglas de la manera de ser, vestimenta, religión, rituales, normas de comportamiento y sistemas de creencias), que no les compete especialmente a ellos. No solo eso, si no que se trata de un privilegio que se autootorgan ellos mismos, del que intentan despojar al resto de la gente, y encima tenemos que deberles gratitud infinita y estar pagándoles de por vida y más allá.

Resumiendo, la industria del entretenimiento genera entretenimiento, no cultura. O, al menos, no más cultura de la que generan otras industrias. Las empresas TIC, el desarrollo de nuevos motores de coche, las telecomunicaciones, la medicina, la enseñanza y el resto de las industrias afectan tanto o más a la cultura (costumbres, prácticas, códigos, normas y reglas de la manera de ser, vestimenta, religión, rituales, normas de comportamiento y sistemas de creencias, ¿recordais?) de lo que puede afectar una canción de los “triunfitos“, por muy bien que canten. Y, sin embargo, nuestros investigadores e investigadoras, que sí que constituyen la industria real de la cultura, siguen siendo “precarios“.



{January 11, 2009}   Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta la vida.

En octubre de 2008 la British Humanist Association (BHA), con el apoyo del profesor Richard Dawkins, el conocido biólogo evolucionista autor de “El espejismo de Dios”, empezó a recaudar fondos para iniciar una campaña de publicidad en los autobuses de diversas ciudades inglesas, como Londres, Birmingham, Manchester y Edimburgo, con el objetivo de sensibilizar a ciudadanas y ciudadanos ateos, no creyentes y librepensadores en general sobre la necesidad de “hacerse visibles”, de sentir orgullo por sus convicciones y de reivindicar para ellos y ellas los mismos derechos y libertades que se reconocen a otras personas por el mero hecho de poseer o manifestar unas creencias religiosas.

Desde entonces la campaña del “Bus Ateo” se ha extendido por todo el mundo. La Unión de Ateos y Librepensadores y sus asociaciones federadas, en colaboración con la BHA y el movimiento ateo internacional, pretende con esta acción dar a conocer el ateísmo, promover la reflexión individual, potenciar la confianza en el poder del conocimiento, en el esfuerzo de autosuperación, en la capacidad para transformar la naturaleza con la prudencia necesaria para mantener el equilibrio ecológico, en la inteligencia del ser humano para crear un sistema moral y para organizar la sociedad en base a la razón y la justicia, la cooperación y la solidaridad.

(foto de estrella digital/efe)




about

This is a personal webpage that belongs to Miriam Ruiz.
If you want to contact her, you can do at:
webmistress(at)miriamruiz(dot)es.

pages
categories
archive
twitter
calendar
June 2017
M T W T F S S
« Nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
credits
WikiLeaks

La Lista de Sinde